Cualquier información contenida en esta página sobre las condiciones médicas,
físicas, salud, alimentación o ejercicios de los westies y sus tratamientos se dan
solo con carácter informativo y no pretende sustituir los consejos de vuestro
propio veterinario.

No debéis usar la información siguiente para diagnosticar la salud de vuestro
westie.

Siempre consultad a vuestro veterinario antes de tomar ninguna acción.


 

ALIMENTOS PROHIBIDOS!!!!!!
SUSTANCIAS PELIGROSAS PARA LA SALUD DEL PERRO EN GENERAL Y DEL WESTIE EN PARTICULAR
Leer mas

 

QUE COMEN NUESTROS WESTYS

 

Leer mas

 

 

CHOCOLATE: VENENO!!!!!!!

DULCE ENEMIGO MORTAL

 

Leer mas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ALIMENTOS PROHIBIDOS

 

Muchas veces no tenemos en cuenta que el aparato digestivo de nuestra mascota no es como el nuestro y asumimos que todo lo que nos gusta le hará bien o le gustará a nuestro perrito pero no es asi, aqui os dejo una lista de alimentos PROHIBIDOS, si queremos que nuestra mascota viva mñas años y con más salud.


• Bebidas alcohólicas.- Producen en el animal un descenso de temperatura, intoxicación, estado de coma y muerte.

• Excrementos de otros animales.-(Coprofagía).- Es parte de la esencia del perro y todos lo hacen ocasionalmente pero puede ocasionar problemas intestinales si el perro come heces de gatos con arenilla de la bandeja felina. 

• Aguacate (palta).-
 Puede causar dificultad respiratoria, acumulación de líquido en el pecho, abdomen y corazón y puede causar pancreatitis.

• Comida infantil.- Puede contener polvo de cebolla que es toxica para los perros.

• Huesos.- Los huesos o espinas cocidos de pescado o carnes laceran y obstruyen el sistema digestivo. Los huesos ‘crudos’ son buenos si se administran bajo supervisión. Podría atragantarse con ellos o rasgarse el cuello, el estómago o los intestinos. 

• Comida de gato.- Es demasiado alta en grasas y proteína y puede provocar vómitos.

 

• Chocolate, te, café.- y otros productos cafeinados Pueden producir envenenamiento que puede producir vómitos, diarrea, respiración fuerte, sed, hiperactividad, anomalía en el ritmo cardiaco. Cuanto mas oscuro el chocolate, mas venenoso es.

• Uvas, sultanas, pasas.- Contienen una toxina que puede causar fallos de riñón.

• Embutidos (jamón, Bacon, recortes de grasa).- Cargados de sal y grasas puede acabar produciendo pancreatitis.

 

• Paté e hígado.- Administrado tres veces a la semana puede causar toxicidad de vitamina A y afectar a músculos y huesos.

 

• Nueces de Macadamia.- Muy toxicas para los perros y afecta a los sistemas muscular, nervioso y digestivo.

 

• Leche y derivads.- Algunos perros adultos no tienen la encima necesaria para separar la lactosa de la leche y puede causarles diarrea. Existen productos libres de lactosa para perros. (si dejaron de tomarla después de cachorros, tienen que volver a fabricar lactasa para digerirla sin problemas de adultos). Queso o yogurt, bien, la mayoría los admiten sin problema

 

• Restos de comida.-Normalmente están llenos de múltiples toxinas y no tienen el contenido nutricional requerido por el perro. Podría adquirir un mal hábito si lo toma como un capricho, y le podría producir obesidad ya que son ricos en calorías. 

 

• Setas y champiñones.- Tóxicos para los canes.

 

• Nuez Moscada.-.Tóxica para los perros.


• Cebolla y Ajo.-. Contienen sulfatos que pueden dañar las células rojas de la sangre y causar anemia, siendo el ajo menos toxico que la cebolla.


• Huesos de melocotones, ciruelas y otras frutas.- Pueden obstruir el aparato digestivo. Si tu westie es como el mío, ten cuidado con todo lo que se asemeje a una pelota y es más pequeño que una de golf. ¡¡¡Los westies adoran las pelotas!!!


• Plantas.-(si se ingieren).- Caladium, Dieffenbachia y Philodendrum pueden causar irritación de garganta, Amaryllis, Daffodiles. Hiedra inglesa, Iris y Tulipanes (especialmente la flor) causan irritación gástrica, afectan al sistema nervioso y en grandes cantidades puede provocar estado de coma y fallecimiento.


• Patatas.- (incluyendo los tallos y hojas si las cultivas).- Contienen una encima llamada Avadin que disminuye la absorción de vitamina B y puede afectar a la piel y el pelo.

 

• Huevos crudos.- Pueden contener salmonela.


• Pescado crudo.- • Pescado crudo.- En grandes cantidades y servido con regularidad puede crear una deficiencia de vitamina B y reducir el apetito del perro. En el caso del salmón, puede contener una bacteria trasmitida por un caracol parte de su alimentación y es muy toxica para el perro. Si el salmón se cocina desaparece la bacteria.


• Sal.- Como con los humanos, el exceso de sal es perjudicial y hay que evitar darle a nuestro westie ningún tipo de comida humana precocinada.

 

• Azucar y derivados.- Producen obesidad, caries y posible diabetes. Azúcar sólo en contadísimas ocasiones y por consejo veterinario (un poquitísimo de azúcar en agua, puede proteger las mucosas del estómago en caso de vómitos, por ejemplo).

 

• Tomates.- La planta es muy toxica y el fruto no es recomendable para el animal.

 

• Sacarinas, Xylitol.-Son muy tóxicos y dañinos para el perro.

 

• Agua muy fría.- No le daremos nunca ya que puede sentarle mal y hacerle daño. 

 

• Levadura.- Produce gas y es dañina para el perro..

 

• Judía tierna.-Cuidado Si tiene problemillas de riñon

 

• Platanos y puerros.- Jamás

• Coholes y coliflor.- Jamás

 

 

VOLVER

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL CHOCOLATE: DULCE ENEMIGO MORTAL

 

 

Enviado por westie 2006

¿Quién se resiste, cuando tu perro te mira con esos enormes ojazos tiernos, brillantes y golosos, de expresión zalamera e inquisitiva, a darle, como premio un bocadito de lo que en ese momento estamos saboreando? Lo que demasiadas veces no sabemos es que ese "caprichito" que le ofrecemos con la mejor de las intenciones y con toda la ilusión, puede resultar fatídico para su salud.

Quienes convivimos con uno ó mas perros, llegamos a integrarlos tan profundamente en nuestras vidas, que los convertimos en eso que se ha dado en llamar "uno más de la familia", y no nos duelen prendas admitirlo; muy por en contrario, estamos orgullosos de nuestros compañeros de fatigas que nos muestran su cariño, su lealtad y su total dependencia en todo momento y circunstancia.

Resulta difícil sino imposible, separarles de nuestros quehaceres cotidianos, ni tampoco lo queremos realmente, y nuestros amigos de cuatro patas ven con nosotros la televisión, nos acompañan de compras, duermen en nuestras mullidas camas o se enroscan, felices, en el confortable sofá del salón, mientras nosotros, para dejarles sitio, nos sentamos -no tan cómodamente- en el suelo... para no estorbarles.

Casi podríamos decir que comparten mesa y mantel con nosotros, sus dueños, esperando ansiosos que llegue el momento de los postres y del preciado banquete particular, cuando todos los comensales les ofrecemos los recortes de suculentas viandas, algo de pan, un poco de fruta, o cualquier otro mimo que ha sobrado, como queso, una lonchita de embutido, etc.


Pero hay muchos otros manjares que bajo ningún concepto, ninguno, no debemos darles jamás; el azúcar, en la forma que sea (algunas frutas como el melón o las uvas tienen un alto contenido en azúcares), y todos los dulces producirán a la larga enfermedades de distinta índole, entre las que cabe destacar el glaucoma. El exceso de sal (patatas fritas, galletitas saladas, la mayoría de guisos caseros, etc.), derivará en complicaciones renales; los frutos secos producirán problemas hepáticos, y así una larga lista de NOES que debemos evitar por su bien.

Por todo ello, si queremos apostar por lo seguro, lo mejor sería ceñirnos a una dieta equilibrada, y si acaso, ofrecerles como premio alguna galleta específicamente formulada para perros con bajo contenido en sal y azúcar... o, como mucho, un poco de pan duro o de queso. Lo agradecerán igualmente y sin embargo estaremos protegiéndoles de males mayores.

Claro que esto no siempre resulta fácil, sobretodo si bajo nuestro mismo techo, además de los perros, conviven niños de corta edad y personas mayores, pues unos y otras no van a atenerse a razones y sucumbirán más pronto que tarde a la tentación de darles, una y mil veces, cuanto caiga en sus manos.

Y ahí empiezan los problemas...

¿Quién iba a pensar que las deliciosas galletas de chocolate, aparentemente tan inofensivas, pueden convertirse en auténtico VENENO para el perro de la casa? Y quien dice galletas, dice bombones, caramelos o la mismísima barra de chocolate amargo que hemos comprado para hacer un riquísimo postre el domingo.

 

Teobromina, igual a toxicosis
El chocolate es tan apetitoso para nosotros como lo es para nuestros amigos de cuatro patas y no hay quien se resista a su estupendo sabor. La diferencia estriba en que la excesiva ingesta en el humano, si acaso se traduce en una acumulación de grasa, la multiplicación de la celulitis y unos cuántos kilos de más, mientras que en el simpático peludo, una sustancia llamada TEOBROMINA y que está en la composición del chocolate, cualquiera que sea este, acaba por causarle al animal una TOXICOSIS que puede llegara tener consecuencias devastadoras, léase mortales.

El animal intoxicado puede tardar horas e incluso días en presentar los síntomas característicos del envenenamiento por teobromina, y lo que es peor es que la mayoría de las veces el propietario, por puro desconocimiento, no va a asociar el malestar del perro con esas barritas de chocolate que le dieron días antes... sin embargo, y esto es lo interesante, el cuadro sintomático de la toxicosis por teobromina es perfectamente típico. Más grave aún es el hecho de que no existe ningún antídoto específico...

 

Sintomatología específica de la toxicosis por teobromina
Vómitos.
Diarrea.
Incontinencia urinaria.
Incremento del ritmo cardio respiratorio.
Hiperexcitación e hiperactividad.
Temblores musculares.
Espasmos.
Pérdida de conciencia (estado semi-comatoso o coma profundo).


Tristemente bastan tan poco como 100 mg de teobromina por kilo de peso vivo, para causar al perro que ingiere chocolate, en cualquiera de sus formas, una intoxicación grave e incluso gravísima, que puede comprometer seriamente su vida

 

CANTIDADES LETALES DE TEOBROMINASEGUN EL PESO VIVO DEL ANIMAL
TEOBROMINA (Mg.) : 100 / 200 / 500 / Etc.
PESO VIVO (Kg.) : 1 / 2 / 5 / Etc.

 

Por ello se hace necesario, siempre que se sospeche que el animal ha podido ingerir dosis letales de chocolate, llevarle inmediatamente a la Clínica Veterinaria para someterlo a un tratamiento de choque, inmediato y adecuado, con el fin de tratar de hacerle eliminar la teobromina del organismo, lo antes posible.

Por todo ello conviene tener siempre muy presente una serie de reglas, que diríamos "de oro", que nos evitarán más de un susto:

 

REGLAS DE ORO



PRIMERA.
No dejar nunca CHOCOLATE, en cualquiera de sus formas, al alcance del animal.

SEGUNDA. Hacer comprender a TODOS los miembros de la familia que EL CHOCOLATE ES VENENO PARA EL PERRO.

TERCERA. Tener siempre presente que, si lo ingiere en gran cantidad, no va a bastar con inducir el vómito, sino que será necesario acudir inmediatamente a una Clínica Veterinaria para que reciba TRATAMIENTO ESPECIFICO Y URGENTE.

 

Dicho lo anterior, ha de quedarnos claro que el chocolate constituye un auténtico y dulce ENEMIGO MORTAL para nuestros perros y ya se sabe que más vale prevenir... ¡que tener que lamentar!.


 

 

 

VOLVER

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

QUE PUEDE COMER NUESTRO WESTIE?

 

Es fundamental que nuestros westies reciban una alimentación nutritiva, rica en proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales. Con una alimentación

equilibrada y ejercicio diario mantendremos la salud del perro en perfectas condiciones, con un peso controlado y un tono muscular adecuado, con dientes blancos y

encías sanas y un pelaje y piel en estado óptimo.


Existen diferentes ideas y opiniones en cuanto a la alimentación de nuestros westies. Para un sector, la mejor dieta es la de piensos secos que consideran analizada y

preparada con el equilibrio proteínico y vitamínico adaptado al can. Para otro sector, esta comida procesada llena de productos químicos, colorantes y conservantes

es la causante de que tengamos que visitar a nuestros veterinarios con tanta frecuencia y optan por una dieta totalmente natural, acercando a nuestros perros al

tipo de alimentación que hubiesen consumido en estado salvaje.


En lo que si parece que todo el mundo esta de acuerdo es en que la comida ‘húmeda’ enlatada no es beneficiosa.

 

La dieta y la nutrición es uno de los aspectos más importantes junto al adiestramiento en los West Highlands Terrier. Es  en realidad lo que determinará la salud de su

mascota durante su vida.

 

La dieta de diario  debe constituir la carne como ingrediente principal y debe ser complementada con vitaminas, minerales, vegetales y

productos lácteos.

El Westie debe recibir de  tres a cinco comidas cuando es un cachorro y alrededor de dos comidas al llegar a su edad adulta.

También pueden ser complacidos de vez en cuando con aperitivos o snacks para perros , evitando siempre comida humana para que no se acostumbre y rechace.

• No le daremos comida mientras nosotros estemos comiendo en la mesa, ni permitiremos que nadie lo haga ya que podría acostumbrarse a pedir o a coger la

comida de la mesa.

También pueden ser complacidos de vez en cuando con aperitivos o snacks para perros , evitando siempre comida humana para que no se acostumbre y rechace.

• Durante el adiestramiento es importante premiar al cachorro con una pequeña golosina, una galleta o una bolita de pienso, si actúa correctamente y obedece,

pero debemos evitar darle golosinas o premios entre las comidas.

Muy Importante: Los premios no deben ser alimentos humanos ya que algunos, son tóxicos para nuestro westie. 

Qué podemos darle a nuestro westy ... 

Si has optado por el pienso, uno de gama alta, se supone que tiene que cubrir todas la necesidades de tu Westie, pero: 

• El pienso puede ser complementado con algunas cositas como yogures, carnes, chorrito de aceite virgen, sardinas en lata (por los omegas), atún , .... y puedes

dar a modo de premios nueces sin sal, queso fresco, manzana, zanahorias para roer, huesos de rodilla para limpiar sus dientes . 


• Si das pienso, controla el uso del queso y el yogur, no vayas a atiborrarlo a calcio sin darte cuenta. Son perros pequeños y los excesos les pasan factura enseguida. 

la fruta no puede perjudicarles, en pequeñas cantidades, sacia, refresca, alimenta (la manzana hervida va muy bien para la "acidez" de estómago -cuando se purgan

con hiervas y sacan una baba amarillenta? pues entonces),

Queso o yogurt, bien, la mayoría los admiten sin problema El arroz siempre bien cocidito y el pollo "blanco"... 

 

 

Pienso para su West Highland

Hace algunas décadas, la elaboración de una dieta equilibrada para su mascota habría requerido un poco de esfuerzo y por lo menos un par de llamadas al veterinario.

Hoy en día, hay piensos para perros muy completos, incluso específicos para cada raza.

Cuando su westy sea  un cachorro, deberá de comer un pienso pensado para su edad, que se diferencia del pienso para perros adultos en sus valores nutricionales.

Generalmente en su primera etapa de vida, será un pienso pensado para que engorde y este muy saciado, rico en grasas y proteínas. A partir de los 3 o 4 meses,

ya podremos darle un pienso intermedio, pensado para perros en desarrollo, y por último tras los 6 o 7 meses, ya podrá tomar un pienso para perros adultos.

 

 

 

VOLVER