CUIDADOS DEL WEST HIGLAND WHITE TERRIER 

 



Sepan que es una raza que necesita cuidados, tanto si se trata de un perro de compañía como si lo es para exposición.

Es posible que hayan oído hablar de que los westies no sueltan pelo en casa, y es cierto, no lo mudan y la muda debe practicarse artificialmente con la técnica del stripping (arrancado) bien sea con cuchilla o con los dedos, todo dependerá de la calidad del manto y de la destreza del/de la que lo practique. 
El pelo de cobertura muere cada cuatro meses aproximadamente, y es aquí cuando interviene el estilista teniendo que eliminar todo el pelo dejando sólo el subpelo. Este tipo de "rapado" tiene un aspecto lamentable estéticamente, por esta razón recomiendo a mis clientes que no demoren su visita a la peluquería más de dos meses y, si es un perro de exposición un mes a lo sumo. Lo ideal sería practicarle un rolling the coat o renovación del manto que debiera hacerse cada quince o veinte días, pero no todos pueden permitírselo, así que recomiendo que los dueños/as del perro tengan a mano una herramienta muy práctica que llamamos coat, que es una especie de peine cortanudos que en los perros de pelo duro ayuda a eliminar subpelo, con lo que ayudaremos a airear la piel y sobre todo, a que el pelo nuevo no frene su crecimiento. Cuidado, no es una herramienta para usar a diario, podríamos hacer más mal que bien, depende de la densidad de subpelo o nudos de nuestro perro. 
La peluquería canina es un arte difícil, y hablo de la buena peluquería canina (y no de lo que yo denomino maquinazo) y no todos/as la dominan. Otra solución sería aprender ustedes mismos a arreglar (pelar) a su westie siguiendo los consejos del criador o del estilista. Pero puedo asegurar que adquirir la técnica requiere meses y, ser un/a especialista años. No es imposible aprender, desde luego, lo que no es posible es aprender de un libro, además un mal manejo de la cuchilla de stripping puede llegar a dañar la sensible piel de nuestro querido amigo.

Consejos de Carmen (La Cueva de Arucas)

 



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL ASEO

 

 A los westies hay que bañarlos siempre que haga falta, incluso podemos prevenir muchos problemas de piel y curar otros

gracias al baño y a los champús adecuados, como pueden ser los que existen a base de selenio o de raíces del árbol del té,

también los dermatológicos que te prescriba el veterinario si existiera algún problema. Los champús hay que dejarlos que actúen bien

y no enjuagar enseguida, pero sí con bastante agua y a temperatura corporal nunca caliente y menos después de un arrancado

(podríamos irritar la piel de nuestro perro). Después lo secaremos bien con un secador con aire frío o con un expulsador mientras lo

cepillamos si es posible para evitar que el pelo se rice o encrespe. Para que la cabeza no se alise demasiado y pierda su forma

podemos utilizar gominas o carbonato cálcico (la maizena puede ser un buen sustituto). 

 

El westie, al tener la piel seca no desprende mal olor y
no es necesario bañarlos con frecuencia. 


Tendremos que usar dos tipos de champús para las dos zonas diferenciadas del cuerpo del perro: Pelo duro y pelo suave.

El primero, es el de pelo duro para terriers. Este se aplicará tan solo por la cabeza, parte superior del lomo y cola. El realzados de pelo blanco, lo usamos solo en las extremidades y en el faldón. El motivo de hacerlo así es muy sencillo. Los champús que realzan el pelo, lo que hacen es suavizar este, eliminando la densidad, y necesitamos que tanto en el faldón como en las patas el pelo sea blandito, ya que un pelo duro en esas zonas hace posible que no crezca el pelo.

Según hayamos terminado, aclararemos con agua abundante para no dejar restos de champú, y procederemos a secar a nuestro westie.

Una vez seco podemos proceder a cepillarle y peinarle tal cual hemos indicado previamente.

 

 

Si hemos decidido no bañar a nuestro westie, podemos proceder a blanquearlo aqui pao un par de TIPS.

 

La blancura que muchas veces vemos en las competiciones se consigue a base de polvos y cremas pero no es tan natural. 

 

MAICENA

Compras un paquetito de los grandes y procedes de la siguiente forma. En un sitio seco, coges una cubeta, palangana o similar, y que entre nuestro westy sin problemas en el. Vas esparciendo con tus manos la maizena por las patas, el manto, el lomo, abdomen y por ultimo por la cabeza. Intenta no echar pegotones de ella, ya que después deberás cepillar para quitarla y que no te deje la casa llena de maizena. Ten cuidado con las orejas y nariz, no hay que pasarse en esas zonas, no porque le vaya a sentar mal, sino porque el exceso es más complicado de quitar. Una vez lo tengas todo repartido, te apartas y deja que se sacuda un poco. Una vez hecho esto, procedes a cepillarle nuevamente tal cual hemos comentado previamente.
CARBONATO CALCICO
Esto se le da por aquellas zonas en las que queramos realzar el blanco. Por ejemplo en las barbas, en la zona del cúlete, bigotes, a lo mejor un lagrimal que se le ha puesto algo rosita por exceso de lágrima, una zona en la que tenga poquito pelo del cuerpo. Eso sí, sin pasarnos, ya que un exceso puede producirle alergias cutáneas.

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LOS OJOS

 

Como ya sabemos, el pelo del westie es grueso y duro por lo que a veces pueden meterse en los ojos y hacer que lagrimeen. Para evitar esto, podemos cortar los pelos de la comisura interna de los ojos. Las tan feas legañas de color negruzco podemos retirarlas con ayuda de un limpiador específico o bien con suero fisiológico retirándolas con ayuda de un peine pequeño de púas finas y poco separadas. 

 

VOLVER

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LAS OREJAS

 

 Se debe revisar el interior del oído con frecuencia para ver si hay signos de infección o infectación

por ácaros o cualquier otro microorganismo. Si observamos que nuestro westie ha estado agitando la cabeza o rascándose las orejas frecuentemente, puede ser un indicio, generalmente, de que existe un problema. Si además sus oídos tienen un olor inusual y segrega más cerumen de lo habitual, es una señal clara de que debe visitar al veterinario/a. Muchos criadores de ésta raza solemos utilizar un preparado en polvo que suele resolver la mayoría de las otitis cuya fórmula es: Óxido de Zinc 45%, Ácido bórico 45% y un 10% de Yodoformo. Para prevenir, podemos limpiar los oídos regularmente con un limpiador adecuado que nos puede recomendar el veterinario, pero un limpiador NUNCA puede curar. Yo suelo arrancar los pelos del interior del oído con los dedos o con un mosquito para una mejor limpieza y evitar la humedad del interior de éste. En caso de que sospeche que el oido pudiera estar afectado por una infección o infectación, prefiero cortar los pelillos del interior para no avivar más el problema.

 

 

VOLVER

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LOS DIENTES

 

 Los westies son propensos al sarro y, algunos necesitan limpiezas muy frecuentes. Nosotros podemos prevenirlo limpiando sus dientes con cepillos

especiales para la limpieza de los dientes de los perros. Sin embargo, será el veterinario quien puede practicarle una limpieza dental por ultrasonido.

No nos preocupemos si nuestro westie carece de uno o más premolares pues es habitual que esto suceda, y además lo recoge el standar de la raza.

 

TIP

 

Un poquito de manzana para limpiar los dientes, les va muy bien, cuando no hay manera de limpiarle los dientes con cepillo :) para limpiar los dientes

(o ayudar a prevenir un exceso de sarro) prueba con un canterito de pan seco. Si le gusta, se entretiene, es como una golosina, y va bien

(lo ideal sería que se los dejara cepillar con un cepillito especial para ellos, tu veterinario igual podría enseñarte cómo se hace).

VOLVER

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL CORTE DE UNIAS

dd

 

Nuestro westie debería acostumbrarse a que le corten las uñas desde cachorro no sólo desde el punto de vista estético o

porque arañen, sino también porque unas uñas largas pueden hacer que los pies se abran y no pisen bien.

Hay que saber cortar las uñas para que no sangren aunque a veces es inevitable, sobre todo cuando las uñas son negras y no vemos donde

comienza el nervio.

Debemos prestar especial interés a los espolones, que son las uñas que crecen más pues al no estar en contacto con el piso no se liman.

Una vez al mes se aconseja el corte de las uñas, y es aconsejable después del baño, ya que ahí están más blanditas. Un exagerado crecimiento

de uñas se traducirá en molestia y afectará la salud de nuestro westie ya que unas uñas largas harán que nuestro westie desarrolle infamaciones en

los pies y manos, brazos y piernas, y caminar puede ser una experiencia dolorosa para ellos. Además de que algunas uñas especialmente las

de los dedos accesorios (en las patas delanteras tienen 5 uñas, una de ellas está en la parte interior de la pata entre la rodilla y el pie, y a ese dedo

se le llama dedo accesorio) como no tocan el piso no se desgastan. Su crecimiento natural hará que se curven y pueden llegar a enterrarse en el

cojinete plantar o la piel de esa región. El corte de uñas es el remover el exceso de uña y lo importante es aprender a identificar cual es

precisamente ese exceso de uña.

 

En los perros de pelajes claros o blancos es más fácil distinguirlo. Si vemos la uña notaremos que la base (cerca del dedo) es de color rosado

y la punta de color blanco. Esa zona rosácea es donde se encuentra el paquete y ahí es de donde se origina el sangrado si se hace un corte

exagerado. En los ejemplares de uñas negras es imposible ver ese paquete.

Es importante revisar el tamaño de las uñas y no esperar a escuchar el choque de las uñas del perro contra el suelo cuando camina.

El corte de uñas no debe ser una mala o dolorosa experiencia para nuestro westie.

Lo ideal es cortar pequeñas porciones de uña pero en forma regular. Esto hará que el paquete vasculo-nervioso se retraiga y la uña

siempre estará corta y pulcra. De otra forma si las uñas se mantienen largas el paquete crece y el riesgo de sangrado durante el corte

será mayor. Como es probable que le salga algo de sangre, hay polvo cicatrizante para cortar la hemorragia, o si no. algodón y betadine

del bote amarillo también es muy bueno.

 

La uña está compuesta de dos partes, mas externa y dura es la queratina y en su interior hay partes blandas en

donde se encuentran los vasos sanguíneos y nervios.

El corte lo realizaremos siempre por la zona de la queratina y evitando acercarnos a la zona del paquete vasculo-nervioso.

Antes de hacer el corte es importante revisar si el perro tiene uñas enterradas (encarnadas) , si hay alguna descarga mal oliente

o abscesos por las uñas enterradas y si hay inflamación en los dedos o patas. Si esto es así, lo mejor es que la operación de

corte de uñas la efectué nuestro veterinario y las curas de esas zonas nos indique que debemos hacer.

uñas1
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOLVER

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LAS ALMOHADILLAS

 

 Aunque parezca no ser importante, los pelos que crecen entre las almohadillas hay que cortarlos,

por una mejor higiene y para prevenir hongos, tan frecuente en esta raza por la humedad

que se conserva en esta zona que suelen lamerse con asiduidad.

 

Podemos utilizar polvos fúngicos como el fungusol para secar la humedad y

en prevención de futuros problemas dérmicos.

 

VOLVER

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LIMPIEZA DE LOS SACOS ANALES

Si observamos que nuestro perro se arrrastra rozando el ano con el piso

o intenta morderse la parte trasera se debe proceder al vaciado de los sacos anales,

y esto debe practicarse en una bañera justo antes de lavar al perro,

ya que el líquido secretado es extremadamente maloliente.

 

La expulsión del contenido se consigue apretando los lados del ano,

con el índice y el pulgar como si tratásemos de vaciar un absceso.

 

En los westies la cola en alza es una característica fundamental de su aspecto

y si tuviera los sacos obstruidos la cola la tendería a bajar y su aspecto típico desaparecería.

 

VOLVER