ENFERMEDADES

  Propensos
Síntomas

Efectos

Protección

Moquillo

  Pérdida de apetito, depresión, escalofríos, fiebre, mucosidad en nariz y ojos. En estados avanzados infección de pulmones, intestinos y sistema nervioso Si el perro llega a recuperarse de un estado grave, puede sufrir parálisis, espasmos, convulsiones cualquier otro defecto espasmódico Vacunación Anual

Hepatitis
Canina

  Somnolencia, vómios, pérdida del apetito, fiebre, sed, entumecimiento de cabeza, cuello y abdomen. Puede desarrollarse muy rápidamente, provocando la muerte en pocas horas Tras el tratamiento inicial se precisa un tratamiento anual

Leptospirosis

  Debilidad, vómitos, coloración amarilla de la madíbula dientes y lengua.   El veterinario proporcionará los bactericidas necesarios para proteger al animal, así como la dosis y frecuencia necesaria

Hidrofóbia


Propensos: Animal mordido por otro
que esté infectado
1º tipo: Depresión, irritación, ferocidad, aullidos, parálisis.
2º tipo: andar abatido, mandibula inferior paralizada,
Una vez han aparecido los síntomas, es imposible la curación. Vacunación Anual

Parvovirosis

Cualquiera, sin conocerse con exactitud el medio
de transmisión
Vómitos y diarrea seria. heces de color gris claro o amarillento, con trazos sanguinolentos en la orina.. Deshidratación, pérdida del apetito, fiebre En los cachorros provoca la muerte a las 48 h. de la aparición de los primeros síntomas. Vacunación Anual, desinfección con lejía diluida en 1/30 en agua. Evitar el contacto del perro con las heces de otros perros.

Enfermedad
de Lyme

Cualquiera, se transmite por la picadura de una garrapata infectada Roncha que se extiende rápidamente, escalofríos, fiebre, pérdida del equilibrio, letargo, rígidez, entumecimiento, dolores en las articulaciones Artritis, parálisis facial problemas de corazón, Visita inmediata al veterinario en caso de presentar estos síntomas.
         

Parainfluenza

Altamente contagiosa. Fiebre alta, tos áspera, mucosidad. Su duración es entre 2 a 4 semanas Visita inmediata al veterinario

 

ALERGIAS


Uno de los problemas más frecuentes en el West Highland es la comúnmente llamada alergia,

por suerte, el trabajo de muchos Criadores hace que cada vez sean menos numerosos los casos de Alérgia.
Nuestros Westies pueden ser alérgicos a distintas cosas, como por ejemplo: los árboles, pasto, polen, telas como lana o nylon, materiales de plástico o goma, comida o aditivos, productos lácteos, ácaros y por supuesto a picaduras de pulgas, insectos, etc.

 

Cuáles son los síntomas de una alergia:

lamerse las patas, rascarse el cuerpo, infecciones en los oídos, pérdida de pelo.
Las alergias empiezan a desarrollarse a partir de los 6 meses de edad, si vemos que nuestro Westie presenta signos de ser alérgico, debemos hacerle pruebas en el veterinario, controlar la comida, etc.

 

NUNCA debemos darle medicamentos que contengan Cortisona. Algunos veterinarios al mínimo signo de alergia, intervienen con Cortisona, esto calmará los picores, pero no acabarán con la alergia en sí, y provocarán una disminución progresiva del Sistema Inmunológico de nuestro Westie, condenándolo a sufrir en menor o mayor medida este trastorno durante toda su vida.
Hay otros caminos que se pueden tomar, los piensos a base de cordero y arroz son muy eficientes, muchas veces los Westies no toleran demasiado bien la carne de ave. Los baños con champú de Selenio y la aplicación de otras fórmulas podrán ser efectivos contra la alergia de nuestros Westies.